Tapa dura con sobrecubierta

La sobrecubierta, como dice su nombre, va sobrepuesta por encima de la portada tapa dura, y tiene solapas que se insertan dentro de la misma portada. La sobrecubierta es impresa en un papel couché de 170 gramos, el cual tiene un polipropileno opaco/brillante para dar mayor protección y una presentación más elegante.

La portada con tapa dura no es recomendable para impresiones inferiores a 100 unidades, ya que bajo esta cantidad se encarece mucho el costo unitario del libro. Para impresiones de 100 o menos unidades, se recomienda que la portada sea en una cartulina dúplex de 250 grs. con solapas.

Anuncios